Intensifican operativos para proteger los derechos del consumidor

Imagen: Alcaldía de Santiago de Cali

Por no tener clara la información sobre la variación de precios de venta al público y encontrar ratones merodeando por sus instalaciones, la Policía Nacional y la Secretaría de Seguridad y Justicia de la Secretaría de la alcaldía de Cali cerró de manera preventiva un establecimiento de comercio al norte de la ciudad.

Ello durante uno de los operativos de control de precios y salubridad que se vienen desarrollando a través de la Subsecretaría de Inspección, Vigilancia y Control en establecimientos de pequeña y grandes superficies con el fin de defender los derechos del consumidor en esta época de emergencia sanitaria por la COVID-19.

“El cierre es temporal hasta que el propietario del local tome las medidas de salubridad y aspectos legales que tengan que ver en el proceso”, manifestó el subsecretario aseguró Jimmy Dranguet Rodríguez.

Según Dranguet Rodríguez, se tienen denuncias ciudadanas por variación injustificada de los precios en algunos establecimientos de la ciudad que es lo que se está constatando. El protocolo que establece la norma es visitar el establecimiento en compañía de la Policía, verificar uno o varios productos e identificar cómo se facturaron en días pasados y cómo se está facturando hoy, para verificar el cambio o la variación de los precios”.

Por ello, desde la oficina de protección al consumidor se recopiló el sustento suficiente que da mérito para la apertura de un procedimiento administrativo sancionatorio.

Durante las jornadas se cuenta con el acompañamiento de la Secretaría de Gestión de Riesgos, entidad que se encarga de velar que las medidas de bioseguridad se estén llevando a cabo en los lugares que se visitan.

Te puede interesar: ‘Pico y cédula’, en Cali, a partir de este viernes

Para Mónica Jiménez Valencia, subsecretaria para Prevención y Desastres, “desde la Secretaría tenemos varias cosas que nos preocupa. Primero, que estos sitios de reunión pueden ser posibles sitios de contagio porque tenemos afluencia de gente todo el  día. Segundo, hay varias zonas que nos generan preocupación, como los refrigeradores, que son espacios con los que la gente está interactuando constantemente y no se están aseando continuamente para evitar riesgos”.

La invitación del gobierno del Alcalde Jorge Iván Ospina es seguir inculcando la pedagogía del cuidado de las manos, como una responsabilidad que se debe gestar desde las familias y desde los lugares con los que se interactúan todos los días.

Además se hace un llamado  a la ciudadanía en caso de conocer o ser víctima de un abuso de precios, las personas se pueden comunicar a las líneas establecidas por la Superintendencia de Industria y Comercio  (1) 5920400 -018000910165.

Fuente: Dely Johana Bueno Ríos – Alcaldía de Santiago de Cali

¿Bacano? Comparte con tus amigos en...

¿Te gustaría comentar o agregar algo?